martes, 23 de agosto de 2011

Emprendedores suicidas

Cuando me lo contó me vino a la memoria esa desternillante y memorable escena de La Vida de Brian –para los más cinéfilos, Life Of Brian, 1979– de los Monty Python, cuando el protagonista, colgado en la cruz y sufriendo el calvario que eso supone, ve sorprendido cómo un grupo de miembros del Frente del Pueblo Judáico, que se autodenominan, el Escuadrón de Suicidio, desciende a la carrera de una montaña dirigiéndose hasta la cruz donde está Brian. Los soldados romanos, presas del miedo, huyen despavoridos. Cuando el que manda la columna da la orden de ataque, desenvainan sus espadas y se suicidan delante de Brian. Y antes de morir, el último de ellos dice: “Así aprenderán estos romanos”, mientras Brian, sorprendido, dice: “Serán cretinos”.


Pues contaba esto, porque hace unos días, mientras entrevistaba a uno de los expertos para el dossier sobre oportunidades de negocio para autónomos, que sacaremos en el mes de septiembre, me hablaba, entre otras cosas interesantes, de los ‘emprendedores suicidas’, que son aquellos que deciden emprender en Internet a toda costa, sí o sí, con extrema urgencia, en lo que sea y cómo sea.


Me decía –tan sorprendido como Brian en la cruz– que en el último año y medio le han llamado muchos potenciales emprendedores suicidas “que la segunda frase que me dicen después del rutinario ‘buenos días’ es ‘quiero montar un negocio en Internet –sea el que sea– porque estoy pensando capitalizar el paro’. Y eso, sin ningún otro argumento de análisis y estudio de la viabilidad del futuro negocio, es muy peligroso”.


Me cuenta además, muy humildemente, que intenta explicarles a esos emprendedores suicidas que emprender sea donde sea –y en Internet también– conlleva un proceso previo de investigación y la asunción de unos riesgos. Y que cuando ve que el proyecto es interesante apuesta por él, y si el proyecto no se sostiene por ningún sitio, “por ética profesional, le digo qué lagunas veo y le rechazo como cliente”. Esto, reconoce este experto, no le consuela porque al ser un mercado, el de desarrollo de proyectos web, tan atomizado y competitivo, “siempre habrá algún listo que se embolse el proyecto sabiendo que no va a funcionar a las primeras de cambio. Pero eso va con la ética de cada uno”.


Lo que más me preocupa de esa situación es que el emprendedor suicida, que ha sido rechazado con argumentos de peso por un experto con ética, y busca a otro que le desarrolle el proyecto porque cree que él sí posee la verdad, es que piense como los suicidas de ‘La vida de Brian que: “Así aprenderán esos romanos”. Y la respuesta es clara: “Serán cretinos”.



Fuente: emprendedores.blogs.emprendedores.es

1 comentarios:

marcos dijo...

En IEBS, nuestra escuela de negocios, queremos impulsar una nueva ola de emprendedores innovadores! Por eso hemos puesto en marcha un Concurso de Emprendedores, del que os dejamos el enlace para que le echéis un vistazo...

http://www.iebschool.com/conocenos/becas-y-ayudas/concurso-emprendedores-2/

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Modern Warfare 3